¡Arte! para conocernos, crecer y sanar

El arte no reproduce lo visible. Hace visible lo invisible.

Paul Klee

Hoy te comparto palabras que dije en la inauguración de la muestra «Mapeo introspectivo», del taller de la profesora Laura Lamas, para contarte…¿Qué es el arteterapia?

Una sesión de arteterapia puede comenzar proponiéndote alguna consigna “rara”, que está más lado del juego, que nos lleva a ese otro lado del arte, que ya no busca criterios puramente estéticos, sino ser uno de los lenguajes humanos privilegiados para explorar el interior y comunicarlo.

Usamos técnicas artísticas, pinturas, collage, fotografías, música, para acompañar procesos de autoconocimiento y despliegue personal. De alguien al que, en algún momento de su camino, algunos aspectos le aparecen “velados” para sí mismo. Quizás hay algo que lo está limitando, que lo bloquea, pero a veces si no es con otro que lo acompañe no logra sacar a la luz… Quizás no podrán explicar exactamente por qué eligieron esa puntilla para poner en el collage, o por qué un reloj se repite en muchos de sus dibujos…

El arte como terapia permite expresarnos, decir lo que nos pasa cuando las palabras no salen, cuando la pena me apaga, cuando el miedo me paraliza, cuando me atraganto de comida por no poder comunicar lo que necesito.

El arte como terapia también transforma. Ordena el paisaje interior con la magia de los símbolos y las metáforas. Allí donde siempre usaba líneas duras y rectas, comienzo a usar líneas curvas y sueltas. Allí donde usaba sólo colores neutros comienzan a surgir los colores. Allí donde había confusión puedo redactar un escrito en donde surge el sentido.

El arte confronta, interpela, desnormaliza. El arte como terapia cuestiona una idea de salud que se enfoca en dar diagnósticos y medicalizar para acallar cualquier comportamiento que se aparta de lo que se considera “normal”. El arte como terapia confía en un Sí mismo que busca su plenitud, recorriendo caminos espiralados, con equilibrios y desequilibrios, con crisis, que son parte necesaria de ese proceso de hacerse persona, como dice Carl Rogers.

¿Cómo exploramos y comunicamos esa esencia, ese Sí mismo que puja siempre por salir?

La vía más usada es por medio de las palabras, por el lenguaje hablado o escrito, que es comandado por el hemisferio cerebral izquierdo. El hemisferio izquierdo es lógico, secuencial en el tiempo, monocromático. Es el tipo de pensamiento racional entronizado por Descartes y  el cientificismo.

Pero hay otras vías de exploración, conocimiento y comunicación. Hay otros lenguajes no verbales: el cuerpo habla, lo que hacemos con los materiales, con nuestras manos, hablan.

El lenguaje artístico es el hemisferio derecho jugando libremente. El hemisferio derecho es holístico, ve el “todo”, no clasifica sino que integra áreas, tampoco entiende del tiempo cronológico, pasado y futuro confluyen en un único presente y ¿saben qué? Trabaja en colores.

Hacer arteterapia nos saca de la zona de seguridad, de su hemisferio izquierdo, y nos invita a comenzar un viaje de exploración al hemisferio derecho. Como toda aventura, puede hacer surgir un poco de miedo, de incomodidad. Pero inevitable y mágicamente, en las obras quedará plasmado un poco de nuestra historia, de aquellas cosas que a cada un@ nos impactó emocionalmente, lo que valora, lo que anhela con toda el alma y quizás nunca se había atrevido a serlo y mostrarlo al mundo. Lo que cada una es. La verdad de lo que cada una es. Y, “la verdad nos hace libres”. Libres para desplegarnos, desenvolvernos a partir de nuestra esencia.

2 Comments

  • A través de dibujos y pinturas sale a la luz lo más íntimo y real de nosotros mismos, aunque no siempre seamos capaces de darnos cuenta de eso. Mi hipótesis es que cuando estamos frente a una hoja o un lienzo en blanco y nos disponemos a intervenirlo, toda nuestra energía se concentra en la forma y cómo lograrla. Entonces, las llamadas «resistencias», traducidas como mecanismos defensivos, se adormecen significativamente. Por eso, el resultado final de la producción es un espejo de nuestro mundo interno.
    En más de una oportunidad, algunas personas que vieron mis dibujos me hicieron ciertos comentarios u observaciones que me hicieron mucho ruido, pero en vano fue negarlas porque no tenía manera de excusarme por algo que yo misma había concretado gráficamente.
    Excelente artículo.

    • LucidusEditor
      agosto 22, 2022 at 1:46 pm  -  Reply

      Como decís, una «vía regia» para expresarse y conocerse. ¡Qué lindo sería conocer algo de ese proceso y esas obras tuyas por aquí!

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Agregar Comentario *

Name *

Email *

Website